Widgets Magazine

Alejandra Villasana: Un estilo de vida

Siempre supo que la moda es su pasión, hoy, se consagra como diseñadora. Conoce la vida y piezas de Alejandra Villasana González.

 

Texto: Arian Esquivel Fotos: Luis Castrejón Video: Omar Ibarra

 

En México, la industria de la moda atraviesa una fase de cambio. Jóvenes emprendedores en todo el país, le han apostado al diseño y producción nacional.
Por supuesto, aún hay mucha tela por cortar si se desea posicionar a la moda mexicana como generadora de tendencia internacional y como una industria de peso en la economía del país. Sin embargo, gracias a personas como Alejandra Villasana González, la moda sobrevive y camina a pasos agigantados en nuestra ciudad.
Rumbo a ser referencia del norte del país, Alejandra invitó al equipo de 360. a su taller ubicado en Casa Republica.

 

Entre telas y tijeras
Ahí, entre telas, patrones, tijeras, hilos y maniquíes, Villasana posó en una divertida sesión; nos mostró algunos de sus diseños y explicó cómo la moda se convirtió en su pasión desde su adolescencia. Te invitamos a conocer a esta joven diseñadora, impulsora de la moda no solo en nuestra ciudad, sino en el norte del país.

La moda puede ser muchas cosas, depende quién opine sobre ella. Para muchos adolescentes es muy importante, marca sus vidas y se convierte en una obsesión.

Así lo fue para Alejandra Villasana, quien desde la preparatoria siguió la moda con mucho interés y hasta devoción; sin pensar que pronto se convertiría en su vocación.
“Durante la preparatoria, comencé a mostrar interés en lo que veía en los desfiles, ahí fue cuando decidí seguir mi camino por este rumbo, y más que nada elegir una carrera que me apasionara el resto de mi vida”, comentó la diseñadora. Sentada frente a un gran espejo y rodeada de distintas piezas, Alejandra nos contó quién era ella respecto a la moda en aquélla etapa de su vida.
En preparatoria íbamos mucho con las marcas de entonces, eso era estar en tendencia y moda. Yo siempre mostré interés por las nuevas prendas. Me gustaba comprar y ver nuevos accesorios, zapatos o vestidos. Ahí descubrí que necesitaba algo extra en mi vida”, confesó Alejandra.

El reto
La decisión no fue fácil, pues, aunque Alejandra descubrió en el diseño su pasión, pensar en el futuro es inevitable.
“Yo tenía en mente estudiar Medicina ya que mi papá es doctor, pero después de mucho platicar con él y de analizar me di cuenta que necesitaba algo que me apasionara toda la vida.”.

Con la convicción de seguir su sueño y descubrir si está inquietud a la moda podía cumplir sus expectativas, Villasana ingresó al Centro de Estudios Superiores de Diseño de Monterrey.
“En CEDIM fue donde yo misma, mediante la práctica y el aprendizaje, descubrí que esto es lo que amo. Recuerdo que en mis exámenes de orientación vocacional los resultados siempre se enfocan en esto, lo que quiere decir que nunca me equivoqué.
El CEDIM de Monterrey me permitió tener una visión muy amplia de la moda como un negocio que administrar y no sólo como una actividad creativa”, comentó la joven diseñadora.

Ya en la carrera, nuestro personaje de este 360. notó como normalmente los aspirantes a esta profesión subestiman esta disciplina, pero también fue ahí donde descubrió que el patronaje es una actividad que disfrutaba al máximo.
“El patronaje es mi parte favorita, la considero la arquitectura de la moda. Poner pliegos de papel, las reglas y el corte, ver una tela en un tubo y ver cómo se transforma por medio del patronaje y por medio de figuras es impresionante. Me llena de emoción ver la transformación”, confirmó Villasana González.
Como Alejandra está en contra del maltrato animal, basó su tesis en una investigación sobre un efecto visual de pieles en materiales sintéticos.

 

Con los grandes
Durante sus estudios, en el 2011 Alejandra viajó un verano a la ciudad de Nueva York, ahí se enamoró de todo lo que ahí pasa, de las dinámicas y el ritmo de vida en la moda , así fue como decidió al graduarse tomar un riesgo e ir a vivir allá un tiempo.
“Mandé currículums a muchas marcas y a principios de 2013 tuve la oportunidad de trabajar en ‘Marchesa’, donde estuve encargada de la parte de textiles, también pude participar en un bridal show y de colaborar con una colección Primavera–Verano”, comentó la joven diseñadora.

Posteriormente Alejandra trabajó en G9C, una marca de suéteres y textiles peruanos, donde la experiencia fue muy diferente, pues estaba en un área mucho más técnica de la cual también aprendió mucho.
Después de un año decidió regresar a Saltillo por dos razones, la primera: el apego a su familia. Y el segundo: las ganas de crear diseños propios y una marca, así como fomentar la moda en el norte del país.
“Los verdaderos retos están al salir de la carrera, gracias a mi tesis ya traía las bases para poner un negocio. Y es que el hecho de trabajar para otra empresa te limita”, explicó la diseñadora.

 

Verse bien sentirse bien
Durante la sesión fotográfica que realizamos a Villasana, pudimos conocer los rincones de Casa República, ahí tuvimos la oportunidad de meternos al taller de Alejandra, donde la magia de la máquina de coser sucede, pudimos ver sus trabajos terminados y otros iniciados, todos exclusivos y hechos a la medida de cada una de sus clientas, las cuales confían plenamente en está diseñadora, pues su misión siempre será que sus clientes no solo se vean bien, sino también se sientan bien.

¿Cuales son las ventajas de un vestido confeccionado a la medida?
Damos un servicio especializado en atención especialmente a la clienta, vemos sus gustos, sus colores, que le va bien. Con que se siente agusto. La gente no se mandaba a hacer vestido, la mayoría de mis clientas llegan con miedo, pues no saben como se vana ver, pero se van con un sonrisa en la cara, seguras y lindas. Siempre cuido tanto su silueta como sus textiles.

 

¿Cuales la percepción de la moda en México?
Fui de las primeras diseñadoras en Saltillo, pero ahorita ya existen muchas, va a la alza la moda en nuestro estado y en México, se busca posicionar el diseño mexicano y va muy bien. México tiene costumbres y estilos que son muy explotables para generar propuestas bellísimas, logrando imponer la moda mexicana.

¿Cuales tu aportación a la moda local?
En un momento que muchos ven crítico para el país, muchos lo ven como yo, una oportunidad. El hecho de apoyarnos localmente nos da un realce verdadero, para que las personas vean que en Saltillo hay mucho talento, para que las personas vean que no es necesario ir a estados unidos para encontrar algo de tu gusto, mucho menos en Monterrey, en Saltillo hay mucho talento y calidad.

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado