Widgets Magazine

La capacidad de adaptarse 

Tu imagen debe crecer contigo

En “El origen de las especies” de Charles Darwin, el biólogo propone que las especies han evolucionado, que han sabido construirse desde versiones primitivas hasta animales más capaces, complejos y sofisticados. El ser humano forma parte de estas especies que han mutado a lo largo de los años. Una de las ideas más relevantes que plantea el inglés es que en la lucha por la vida, no es el animal más fuerte, más rudo, más grande o más fiero el que sobrevive, sino el más el que más fácil se adapta a los cambios del entorno.

De 1859, año en que fue publicado el libro, a la fecha mucho ha cambiado, pero el principio clave sigue vigente. Hoy por hoy la capacidad de adaptarnos nos permite desenvolvernos en una pluralidad de entornos.  Por ejemplo, en nuestros trabajos jugamos un rol que viene con cierto puesto. Sin embargo, también apuntamos hacia una posición más ambiciosa a fin de desempeñar un rol de mayor jerarquía, visibilidad y que nos va a permitir ampliar nuestro margen de acción.  Como asesora de imagen, etiqueta y protocolo, me ha tocado ver que hay quienes se visten simplemente para no romper el código de vestuario de su trabajo.

Es decir no usan tenis, jeans, o blusas sin mangas. Hasta ahí. Otros tantos se visten para el puesto que actualmente desempeñan. Es decir, cumplen con el código y se esmeran para reflejar la imagen que se espera de ellos. No obstante, a la hora de ir tras una posición más elevada, hay que hacer algunos ajustes.  De la misma manera en que alguien se prepara con más estudios, contactos laborales o idiomas, la imagen debe ser parte de aquello que se mejore, que evolucione a la par que nosotros en el entorno laboral.

Así, si uno actualmente ocupa una gerencia pero desea volverse director, sus estudios, sus propuestas, su liderazgo, sus valores y, desde luego, su imagen, tendrá que ser la del director.  Cuanta más jerarquía o visibilidad tenga la posición a la que se aspire, más  cuidado se debe prestar para lograr una transformación integral, pero, sobre todo, genuina. Así, la imagen no será un artificio que se prepara con una vestimenta adecuada, sino una herramienta que permita que nuestro interior brille y potencie nuestros talentos.

Twitter: @claravillarreal

contacto@claravillarreal.com 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado