Widgets Magazine

Acai Bowls: el desayuno perfecto para este verano

Te presentamos un desayuno saludable, con increíbles beneficios y extremadamente delicioso. Lleno de colores, sabores y texturas, este smoothie te hará feliz.

Queremos presentarte un platillo que además de verse súper bonito en cualquier foto y que se antoja con sólo verlo, es extremadamente saludable: el acai bowl. Antes de empezar a explicar cómo hacer uno, o de qué trata este platillo milagroso, tenemos que hablar de su ingrediente principal, el acai.

El acai es un fruto que viene de una palmera, nativa de la selva amazónica en Brasil.

Lo interesante del acai es que es una fruta que contiene muchísimos antioxidantes, aportando proteínas, vitaminas y muchos minerales como hierro, zinc, magnesio, potasio y antioxidantes , haciéndola una superfood.

¿Qué beneficios nos trae esta rica pero astringente fruta?

Para empezar, gracias a las proteínas, vitaminas y minerales esenciales que aporta, ayuda a que nuestro cuerpo esté activo y lleno de energía durante todo el día. Es una fruta, que si ingerida en la mañana, ayuda a disminuir el apetito, manteniéndonos llenos por mucho tiempo. Los antioxidantes que contiene ayudan a rejuvenecer nuestra piel, desintoxicar el cuerpo y reforzar el sistema inmunológico. Además, ayuda a mantener nuestro corazón saludable, mejorar la función digestiva y a normalizar los niveles de colesterol. El simple hecho de eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, ayuda a que eliminemos grasa, quememos las grasas saturadas y a acelerar el metabolismo quemando calorías. Además, hay quienes piensan que también es antiinflamatorio, ayudando a curar y combatir enfermedades como la artritis. Parece mentira que una simple fruta nos proporcione tantos beneficios.

¿Qué es el acai bowl?

Es muy sencillo. Para muchos es como comer un smoothie con consistencia de helado, igual de rico pero más saludable. El acai bowl consiste en polvo o jugo de acai (que puedes encontrar en tiendas orgánicas u online), mezclado con leche de almendra (o la que sea tu favorita), granola y frutas congeladas de tu elección. Lo más importante para hacer un acai bowl delicioso es la consistencia. Procura que cuando estés haciéndolo, obtengas una textura suave, no líquida y no dura: piensa literalmente en la consistencia y textura de un helado.

¿Cómo preparar tu acai bowl?

Pon en la licuadora açai congelado, plátano cortado y congelado, moras congeladas y leche de almendras. Bátelo todo bien hasta que la mezcla adquiera una textura parecida a la de un helado. Cuando la tengas, sírvela en un plato y pon encima plátano a rodajas, arándanos, fresas, granola y coco rallado como guarnición.

Con información de: Quien

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado