Widgets Magazine

Ana Silvia López Perales: creadora de atmósferas

Ana Silvia López Perales es arquitecta de profesión, pero la pintura la relaja, la invita a crear atmósferas mágicas para los hogares. ¡Acompáñanos a conocerla!. 

Texto: Arian Ojili Fotos: Luis Castrejón

 

Es un cuento bastante antiguo, como la humanidad misma, la fusión entre la arquitectura y la pintura. Son dos disciplinas que han podido convivir de manera bastante armónica, ya sea como inspiración, como complemento o como escaparate, la una de la otra.

Ana Silvia López Perales, arquitecta de profesión, pero artista por vocación, encontró la forma de fomentar una sinergia entre dos de sus más grandes gustos en el mundo: la pintura y la arquitectura.
Y es que cuando la pintura y la Arquitectura coexisten, son capaces de crear atmósferas que conmocionan, enamoran y cautivan a quien las observa.
Ese es el trabajo de Ana Silvia, quien por medio de la creación de planos y con ayuda de su talento con el pincel, diseña atmósferas para hogares donde sus habitantes encuentran armonía, estética y talento en cada uno de los cuadros o pinturas que Ana Silvia coloca en las paredes y rincones de las casas que diseña.
Cuenta la artista que cuando estudiaba Arquitectura, en una clase la pusieron a dibujar y fue ahí donde estas dos disciplinas encontraron la sinergia perfecta.
“Ahí le agarré gusto a la pintura, a dibujar, a jugar con los colores, a crear con pasión obras de arte”.

“Si lo quieres, hazlo”
Ana Silvia, quien desde hace dos años se ha dedicado a pintar de manera profesional, logrando comercializar su arte y mezclándolo con su profesión de Arquitectura y Diseño de Interiores, cree que cualquiera puede lograr expresarse:
“basta que la pasión exista, si se pone el deseo como una meta, todo se puede. Cuando la gente me pregunta: ¿cómo le haces? ¿cómo aprendiste a pintar? Yo siempre he querido hacerlo. De inmediato, los cuestiono ¿y por qué no lo has hecho? Cualquiera puede hacerlo, solo se necesita pasión y dedicación”.

Un día pintando
La artista que nos invitó a conocer su taller de trabajo, nos contó uno de sus días, en los cuales la música es un elemento muy importante para que la creatividad fluya.
“Cuando me decido a pintar, solo me pongo mi ropa de trabajo y me descalzo, pongo música y me dedico a pintar, hay ocasiones en que paso horas enteras pintando, apasionada, jugando con los colores”.
Ana Silvia, también cuanta que a diferencia de diseñar un plano, los cuales ama hacer, la dinámica cambia, es distinta, pues explica: “En un plano la exactitud domina y es fascinante como, ya en la obra, lo que dibujaste se va haciendo realidad, es un momento donde se requiere mucha paciencia; en el arte, todo se da de manera espontánea, la magia va saliendo y se va creando un cuadro en base a una sola cosa: la pasión”.

Artista de mundo
Ana Silvia estudió en The New School for Design en New York City en 2014. Así como una licenciatura por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey en 2009-2013. Ana Silvia, también ha podido vivir distintas experiencia de aprendizaje gracias a varios semestres de estudio en el extranjero; por ejemplo: en la Academia Woodlands de Dublín; Academia Le Chatelard en Suiza; coworker en Santiago de Chile y en la Universidad Victoria, Melbourne, Australia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado