Widgets Magazine

Consumir azúcar puede ponernos tristes

Según un nuevo estudio, la felicidad que nos da el azúcar podría ser bastante efímera, pues existen indicios que la relacionan con la depresión y la ansiedad

 

Los no tan dulces efectos del azúcar

Mientras las personas solemos comer entre el doble y el triple de la cantidad de azúcar recomendada por la Organización Mundial de la Salud, este nuevo estudio publicado en la revista Nature encontró una relación entre su consumo y la presencia de trastornos mentales.

El estudio surgió como respuesta a varias investigaciones anteriores que habían encontrado efectos similares que acerca de una correlación entre las variables, haciendo falta descartar la teoría de que en realidad la situación era al revés: las personas deprimidas consumen más azúcar.

 

  • Los resultados del estudio demostraron que las personas deprimidas no optan por comer más azúcar que el resto, mientras que las personas que consumieron más azúcar sí fueron adquiriendo más posibilidades de desarrollar depresión o ansiedad.

 

  • Las personas que en el momento del estudio estaban con problemas de estado de ánimo también desarrollaron más posibilidades de experimentar una recaída, según fue informado por parte del equipo de investigación.

 

  • Las razones que se han esgrimido como posibles causantes de este efecto apuntan a el hecho de que podría estar generando inflamación en el cuerpo, que derivaría en la tristeza.

 

  • Desde el punto de vista neurocientífico, se puede apuntar hacia la dopamina, que se relaciona con el síndrome de abstinencia relacionado a drogas como la cocaína, ya que el azúcar genera un sistema de recompensas químicas que la pueden volver adictiva.

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado