Widgets Magazine

Errores Comunes al Comprar una Cámara Nueva

Aun el mejor consejo no es el mejor substituto de una minuciosa investigación y comparación

Finalmente ha llegado el día que tanto esperabas como fotógrafo!, el día de comprar tu cámara nueva. Las ideas y pensamientos de las increíbles imágenes que vas a poder crear con tu nuevo equipo, rondan por tu cabeza día y noche. El saber que tendrás la cámara con la que, no solo vas a cubrir tus necesidades actuales, sino que, también te ayudará a crecer en el futuro. Lo anterior viene siempre acompañado de un proceso que puede intimidarte por decir lo menos. Hay tantas opciones en el mercado, que quieres comprar el equipo que haga valer tu inversión. En este artículo abordaré algunas de los errores más comunes al comprar una cámara nueva.

1. Escuchar consejo de la persona equivocada

Es normal y prudente pedir la opinión de otras personas antes de finalizar una decisión de compra importante. Sin embargo, es muy importante obtener la información necesaria de las fuentes adecuadas. A veces no es suficiente hablar con gente que parece que sabe de lo que está hablando. ¿Realmente saben de lo que hablan? ¿es ésta una persona que realmente conoce de cámaras y lo puedes considerar como un experto? ¿entiende tus necesidades y el equipo en cuestión, para darte una opinión bien informada? Tú debes de poder contestar “SI” a las preguntas anteriores. Es importante que la persona a la que le pidas consejo, entienda tus necesidades particulares y como éstas difieren de las de él y otras personas. Evita comprar cualquier pieza de equipo, solo por que otro fotógrafo que conoces la tiene, o por que tiene una enorme cantidad de opiniones positivas en el internet.

2. Asumir que Precio es Sinónimo de Calidad

Debes de considerar que tener equipo de buena calidad, es una inversión. Y definitivamente es una decisión de compra que debe de hacerse cuidadosamente, especialmente si eres un fotógrafo profesional o quieres convertirte en uno. Sin embargo, es importante que no asumas que automáticamente, un precio alto significa mejor equipo. Aun si el dinero, no es una limitante para ti, pagar más no te garantiza que tu compra actualmente cubra tus necesidades. Tampoco te garantiza esas fotografía espectaculares con las que tanto sueñas. Aun el mejor equipo, es tan bueno, solamente, como la gente que lo utiliza. Enfoca tu atención no tanto en el precio, sino en que la cámara sea la correcta para ti. ¿va de acuerdo a tu nivel y destreza actuales? ¿estás familiarizado, con las funciones y herramientas con las que cuenta la cámara? .

3. Presupuesto

Una planeación adecuada es clave para el éxito de muchos esfuerzos y emprendimientos, y comprar una cámara no es diferente. Una gran parte de ello es presupuestar, y hay un sinnúmero de maneras de tropezar en esta área. Muchas persona lamentablemente sobrestiman, lo que obtendrán a cambio por su dinero. Una cámara extremadamente cara, no hará que mágicamente un principiante de una u otra manera comience a crear imágenes con la calidad para National Geographic. Por el otro lado tener grandes destrezas fotográficas, hará que una cámara económica tomé fotografías con calidad profesional.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado