Widgets Magazine

Gennifer Garner haciendo cine con estilo

La actriz nos cuenta sobre su papel en el nuevo filme Love, Simon

Por Fabián Waintal

Cuando Jennifer Garner llegó dispuesta a responder nuestras preguntas, ya sabíamos que no iba a tocar el tema de su divorcio con Ben Affleck. Y aunque nadie pueda negar que es la ex de Batman, al menos pudimos hablar con ella sobre el rol de madre que también le toca interpretar en la nueva película ‘Love, Simon’ sobre la relación con un hijo que esconde el secreto de ser gay y no sabe como confesarlo.

– Uno de tus primeros roles protagónicos había sido con la película ’13 Going to 30’ donde interpretabas una adolescente que vivía en el cuerpo de una mujer de 30. Y en la película ‘Love Simon’ vemos otra transformación, donde en vez del rol protagónico, aceptaste el papel secundario de la madre del protagonista ¿Se siente menos presiones en ese sentido? – No importa si me toca representar el rol de una madre o ser la protagonista. Tengo que generar la misma energía en cualquier película.

– ¿Y teniendo en cuenta que en la ficción te toca interpretar una madre al momento en que el hijo le tiene que confesar que es gay, afectó en algo tu forma de pensar en como reaccionarías si algún día, uno de tus hijos, te dijera que es gay?

– Bueno, en realidad vivimos en una época diferente donde mis hijos crecen pensando “Algún día cuando me case no sé si va a ser con un hombre o una mujer”. Esa puerta está abierta en una forma en que nunca antes se había visto. Y ellos también saben que esto es así y así, que un hombre puede ser el esposo de otro hombre y una mujer puede ser esposa de otra mujer. Es algo que hoy es completamente normal, al menos para mis hijos y espero que también lo sea para las próximas generaciones. Por eso creo que sería una conversación que tendrían con alguien que espero que sea yo, pero me encantaría que fuera en una época mucho más temprana donde no tengan que mezclarlo con la ansiedad de la adolescencia. Pero de verdad, mis hijos saben que yo estaría totalmente de su lado y me parecería maravilloso lo que decidan con sus vidas. Yo solo quiero que mis hijos sean felices.

– ¿Cómo fue tu época de adolescente, cuando todavía ni imaginabas que te ibas a convertir en una de las estrellas más famosas de Hollywood? ¿Qué estaba tan de moda en esa época, como hoy es Snapchat o Instagram? – Yo era feliz… Crecí en West Virgina… No sé… A lo mejor no le prestaba demasiada atención a las cosas que estaban de moda ni quería ser popular. Me la pasaba el tiempo tocando el saxofón, tomaba clases de danza todos los días después de la escuela y trabajaba cuidando bebés. La pasaba bien.

Criada en una familia muy conservadora, en la adolescencia Jennifer en realidad no tenía permitido usar maquillaje ni pintarse las uñas o teñirse de otro color el cabello. Y cuando entró a la Universidad Denison en Ohio, incluso había pensado en una carrera mucho más convencional como química, hasta que cambió por la actuación, para estudiar en el Instituto Nacional de Teatro en Connecticut, para graduarse en 1994. Al año siguiente, ya se había mudado definitivamente a Nueva York, consiguiendo el primer sueldo de 150 dólares semanales como la actriz suplente de la Compañía de Teatro Roundabout (Con Helen Mirren como protagonista). Dos años más tarde, se decidió a conquistar el mundo del cine, mudándose a Hollywood, donde incluso consiguió un rol en la película de Woody Allen ‘Deconstructing Harry’ aunque la mayoría de sus escenas fueron recortadas en la versión final. El primer rol importante surgió con la serie ‘Felicity’ donde además conoció al primer esposo Scott Foley y además se hizo amiga de J.J. Abrams que después escribió especialmente para ella el personaje de Sydney Bristow en ‘Alias’. En el 2001, Jen todavía estaba casada con Foley, cuando incluso trabajó con Ben Affleck por primera vez en ‘Pearl Harbor’, aunque él ya había terminado su noviazgo con Gwyneth Paltrow. En el 2002, volvieron a reunirse en la película del superhéroe ‘Daredevil’ donde ella hizo famoso el rol de Elektra, pero esta vez, Ben estaba de novio con Jennifer Lopez. Recién cuando se concretó el divorcio oficial con Scott Foley, en el 2004, Jennifer Garner estaba libre para ponerse de novia con Ben Affleck cuando en el cine también estrenaba su propia película de Elektra (esta vez, fue la escena de él la que cortaron en la sala de edición). Se casaron oficialmente el 29 de Junio del 2005 en el complejo de Parrot Cay en las Islas Turcas y Caicos, para tener después tres hijos: Violet, Samuel y Seraphina. Y el divorcio se presentó oficialmente diez años después, en abril del 2015 cuando Ben ya se había convertido en el superhéroe de Batman aunque en la realidad, hasta él confirmó que Jennifer Garner es una verdadera superhéroe como madre, tal cual como su personaje en la película ‘Love, Simon’.

– ¿Cómo describirías la historia de la película ‘Love Simon’, con tus propias palabras? – Mi hijo Simon es gay pero es algo que ni siquiera comparte con la gente más cercana. Tiene ese secreto, pero con una voz bastante clara que le da cierta energía feliz. Y aprovecha esa clase de felicidad para enfrentar algo que nunca antes había hecho. Es parte de una buena familia y un buen grupo de amigos en la escuela, pero hay cierta soledad en él. Y la película es ese viaje de Simon, descubriendo lo que significa tener una verdad tan central y buscar la forma de compartirlo con la gente que más lo quiere. La verdad siempre te da la libertad, pero hay un momento donde todos tenemos que reaccionar con esa verdad. Y el miedo de afrontar ese momento es lo que hace que la gente se sienta incómoda de mostrar como pueden ser realmente.

 

“Mis hijos crecen pensando “Algún día cuando me case no sé si va a ser con un hombre o una mujer”. Esa puerta está abierta en una forma en que nunca antes se había visto… Es algo que hoy es completamente normal, al menos para mis hijos y espero que también lo sea para las próximas generaciones.”

 

– Josh Duhamel, la estrella de ‘Transformers’ interpreta el rol de tu esposo, como padre del protagonista gay ¿Hablaron detrás de cámara sobre el tema o compartieron historias parecidas de verdaderos padres que vivieron situaciones similares? – Josh tiene familiares que pasaron exactamente por lo mismo que los personajes del cine y todo lo que vivió la misma familia. Y él mismo vio como trataban el tema con un padre criado a la antigua y una madre que lo aceptaba todo. El hijo gay justo se casó el año pasado y el padre no podía dejar de llorar de felicidad por su hijo. Es un buen ejemplo. No importa lo que sea tu hijo mientras sea feliz. Lo importante al final del día es que sean buenos seres humanos, sin importar la orientación sexual.

– ¿La historia de la película se siente como una historia real? – Yo creo que sí, especialmente para las lesbianas gay o adolescentes transexuales que pasan por ese momento donde a lo mejor piensan “Eventualmente voy a tener que hablar con gente alrededor mío sobre algo que ni siquiera yo sé si es mi total verdad”. Pero la presión y la anticipación de enfrentarlo te lleva a imaginar una posible explosión de algo que al decirlo en voz alta a lo mejor no es tan intenso.

– ¿Y crees que puede haber otros adolescentes que sin ser gay puedan identificarse también en algo con el protagonista de la historia? – Yo siento que Simon y todo lo que vive al tratar de descubrir lo que realmente quiere es algo con lo que cualquiera puede identificarse. Es como la clase de persona que constantemente trata de quedar bien con todos sin buscar su propia personalidad. Y es algo que la película trata en una forma realmente hermosa. Es algo con lo que todos pueden identificarse con Simon también.

– ¿Y en tu caso, te identificaste con algo en la película, como espectadora? – Yo, honestamente… me puse a pensar en tantos amigos míos “Ay, me hubiera encantado poder volver y decirles esto mismo a ellos”. Tengo un par de amigos que me habían dicho que eran gays cuando yo era joven y hoy me hubiera encantado tener un momento de sabiduría cuando viví ese preciso momento. Espero que así haya sido, porque de verdad, fue un momento en que me sentí llena da amor por semejante experiencia.

“No importa si me toca representar el rol de una madre o ser la protagonista. Tengo que generar la misma energía en cualquier película.”

– La película no es para nada común ¿Cómo reaccionaste cuando leíste el guión por primera vez? – Pensé en mi personaje, Emily y su hijo, como un buen ejemplo de la forma en que deberían tratar el tema las madres en un momento así. Puede sonar egoísta pero yo realmente quise ser la persona que tenía que decirlo, cuando me puse a hablar con otro amigo mío, tratando de decidirme si debía hacer esta película. Me preguntaba si podía llegar a funcionar. Y mi amigo me dijo “¿Sabes? Esta película hubiera sido una gran ayuda para mí, cuando yo era joven. Hubiese sido un gran momento para mí”. Y por él me decidí y dije que quería filmarla.

– ¿Dirías que es una comedia o un drama? – La película se siente como una comedia romántica. Diría que es la primera comedia romántica que trata el tema sobre dos adolescentes gay. Es tan bueno que te rompe el corazón y te enamoras de Simon de la misma forma que te pasa cuando lees el libro original.

– ¿Ya conocías al director Greg Berlanti? Él es mucho más conocido como productor de las superproducciones de superhéroes como la película de ‘Linterna Verde’ y las series de TV de ‘Arrow’ y ‘The Flash’… – Con Greg (Berlanti) nos conocemos desde siempre y estoy feliz de haber tenido la oportunidad de trabajar juntos. Era la elección perfecta para algo así y también fue una gran razón por la que yo también estaba ansiosa por ser parte de la película. – ¿Cómo fue entonces aquel primer encuentro donde te ofreció trabajar en esta película?

– Con Greg nos habíamos sentado a hablar un par de meses antes del rodaje, en Los Ángeles, y le dije “Esto es lo que pienso yo sobre el guión”. Y él volvió y escribió unas escenas increíbles que llenaron los puntos suspensivos que yo sentía que mi personaje de Emily necesitaba, además de la película en general. Y él en vez de decirme que yo solo quería escenas más jugosas, me confesó la necesidad por agregarlas.

Y esa colaboración resultó fantástica. Es uno de los pocos directores que se ve tan completo. Es imposible arruinarle el ‘Zen’. Lo tenía todo siempre bajo control.

– No es para nada usual ver este estilo de cine en Hollywood, si no es por Netflix o algún festival de cine ¿Qué tan fácil resultó lograrlo en un universo dominado por superhéroes como… Batman? – Tuvimos un estudio como Fox 2000 que tuvo bastante coraje en aceptar una película así. No es la clase de cine que se puede filmar tan fácil. Y supongo que el poder de Greg y su éxito resultó ser el gran motor que pudo lograrlo. Pero también me parece importante que la gente salga y vaya a ver este estilo de cine o nunca más va a pasar. Quiero decir que podemos vivir en un mundo de superhéroes, son maravillosos y ganaron su lugar, pero también tenemos que apoyar todos los estilos de cine que queremos ver. Solo espero que este sea uno de esos estilos donde la gente quiera ir a una sala de cine para ver con otro grupo de gente, para disfrutar y celebrar el buen cine.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado