Widgets Magazine

“Grupo de chat de la oficina” de WhatsApp

Podrías considerar otras vías de comunicación.

Para muchos jefes, el uso de WhatsApp como herramienta de trabajo, soluciona muchos problemas de inmediatez y desde entonces, una práctica común ocupa la creación de grupos de chat entre colaboradores o trabajadores de un área.

Muchos piensan que esta “jugarreta”, es conveniente para los jefes y un problema para los subordinados.

La idea principal es que al ser un servicio de uso constante, que permite revisar la última conexión de los integrantes, se “obliga” a los empleados a contestar a la brevedad, lo cierto, es que su uso como herramienta de trabajo no debería fomentarse, en muchos lugares están comenzado a reflexionar sobre ello.

Según lo publicó el “Hindustan Times”, marcas en la India como Adidas y Jubilant FoodWorks Ltd (que administra Dunkin’ Donuts y Domino’s Pizza en ese país), están desarrollando medidas específicas respecto al uso del servicio como herramienta de trabajo.

 

Si quieres que tu jefe elimine el “Grupo de Chat de la oficina”, dile que debería considerar lo siguiente:

NO ES UN CANAL OFICIAL DE COMUNICACIÓN

Uno de los principales motivos de éxito de WhatsApp, es la informalidad que significa su uso. Se responde de forma rápida, en mensajes breves y generalmente concisos.

En el trabajo se requiere más formalidad e información más detallada de las acciones a realizar. Además, guardar un registro oficial de las conversaciones, aunque no es imposible, puede convertirse en un problema si se necesita consultar o verificar alguna información más adelante.

 

LA SEGURIDAD DE LOS CONTENIDOS

Si alguno de los trabajadores pierde, o le roban el teléfono, entonces se pone al descubierto información laboral y nadie quiere exponerse a esos peligros en el mundo actual.

Pese a que los mensajes de WhatsApp están cifrados, no es algo que las empresas puedan revisar (al menos legalmente), de sus trabajadores en caso de necesitarse.

Un correo institucional o de empresa –o Slack- es otra cosa.

 

SE INVADE LA PRIVACIDAD DE LOS TRABAJADORES

Todo trabajador tiene derecho a tiempo libre, y con WhatsApp como chat de trabajo, la capacidad de enviar mensajes a toda hora y durante todos los días, se afectan las horas de descanso de los colaboradores.

No es recomendable bajo ningún motivo, afectar las horas de descanso de las personas. Su desempeño laboral se podría ver afectado, si no logra desconectarse por salud mental de las necesidades del trabajo, poco a poco podría decaer su eficiencia en el mismo.

El descanso es una necesidad, y los jefes podrían convertirse “en el mensaje indeseable”, que nadie quiere recibir el domingo a las tres de la tarde.

 

 

VANGUARDIA
No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado