Widgets Magazine

Mexicano: ponte la verde

Así como en el futbol, así en la ciudad

 

A lo largo del año las aficiones se dividen en una variedad de equipos: Tigres, Rayados, Cruz Azul, Necaxa, América, Pumas… y la lista sigue. En cada partido las playeras revelan el color de nuestra pasión, mientras que las porras y gritos en los estadios hacen que el amor por nuestro equipo asuma su forma más estruendosa. Pero cada cuatro años sucede un fenómeno muy singular. Durante el Mundial de Futbol los colores que distinguen a un equipo de otro se desvanecen. Ya no hay más rayas, animales o insignias porque todos se ponen la verde.

Sin importar de qué equipo seamos, a quién le compremos un abono o en qué estadio nos sintamos en casa, en esta temporada recordamos que todos somos mexicanos.

Ojalá lográramos trasladar la pasión por el futbol a nuestra ciudad, así en épocas de contienda electoral, aunque cada quién tenga su partido y se sienta identificado con los mensajes de algún candidato o le parezca más relevante la trayectoria de otro, al final, no podemos olvidar que debemos buscar el bien común. Entonces, lejos de buscar los beneficios en lo individual, hay que buscar los beneficios para el colectivo. (Desde luego, los candidatos y futuros funcionarios públicos deben hacer del enunciado anterior su mantra).

Sin embargo, en un país como el nuestro tan necesitado de tantos cambios, en tantos aspectos, una

sola persona no puede ser la única responsable de llevarlos a cabo. Es así como la responsabilidad personal como ciudadano se vuelve relevante. Cada uno de nosotros debe hacerse responsable de que su basura no quede tirada por la banqueta, que la calle frente a la casa esté limpia, que si la mascota hizo sus necesidades en la vía pública hay que recoger. Si vamos a cruzar la calle hay que hacerlo por

la esquina; si vamos a abordar un camión, hagamos una fila; si llegamos a un lugar hay que saludar, caramba, se vale decir: “buenos días”, “por favor”, “disculpe”, “gracias”. Los cambios en lo individual sí suman para construir un mejor colectivo.

Por último, el cambio que necesita México no lo hace una sola persona en el poder

El cambio lo genera su gente. Un país se hace grande, México se hará grande, cuando su gente participe en su grandeza. Todos somos México.

 

Twitter: @claravillarreal

contacto@claravillarreal.com

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado