Widgets Magazine

Pasión por México: fotografía, viajes y conservación

Estos fotógrafos entusiastas por la belleza de nuestra flora y fauna retratan los paisajes de Coahuila y México. 

 

Texto: Arian Ojili/ Foto: Luis Castrejón y Jordi Sifuentes

 

 

En 2009, siete amantes de la naturaleza y la fotografía iniciaron una página de Facebook, el objetivo principal fue tratar de reunir a los fotógrafos mexicanos y demás personas interesadas en la fotografía de naturaleza y la conservación; para establecer relaciones,
aprender unos de otros y difundir la riqueza natural del país, para su preservación.
Con el correr de los años la comunidad se ha consolidado como el grupo más importante de fotografía de naturaleza y de mayor presencia en el país.

Con cerca de 5 campamentos al año, la comunidad visita distintos lugares en para mostrar su diversidad.
Ahora, estos fotógrafos se encuentran en Coahuila, para fotografiar a lobos y borregos, en el Museo del Desierto; así como distintas especies endémicas que se encuentran en el
testigo prehistórico Cuatro Ciénegas.

Después de una cena deliciosa, estos fotógrafos entusiastas por la belleza de nuestra
flora y fauna, parten montados en vehículos de Monclova Automotores, para recorrer distintos senderos los cuales son una prueba de la belleza de nuestros estado, la cual quedará enmarcada en papel, gracias a a Medio Pliego.
¡Te invitamos a conocerlos!

 

Anfitrión del campamento 2017 de fotógrafos de la naturaleza
Desde pequeño, Daniel gusto de ir a explorar senderos, recorrer la montaña. Pronto una cámara llegó a su vida y lo demás es historia. Siendo Daniel un fotógrafo de reconocimiento en nuestro estado; logrando que Coahuila, sea el anfitrión de una emisión más del campamento de la comunidad mexicana de fotógrafos de la naturaleza, en las prehistóricas tierras de Cuatro Ciénegas.
“Estos campamentos buscan lugares que tengan relevancia en nuestro país, como lo hes Cuatro Ciénegas, un lugar con una belleza increíble, ya que además tenemos un gran compromiso con la conservación, tenemos un profundo respeto a la naturaleza”.
El consejo
Veamos nuestro mundo, nuestra naturaleza es increíble, no dejemos de tomar fotos.

 

 

Embajador de la comunidad mexicana de fotógrafos de naturaleza.
La imagen, biología y pasión son los factores que caracterizan a Daniel Garza Tobón, quien logra conjugar sus mayores aficiones para atrapar instantes de la biodiversidad de nuestro país en beneficio de la misma.
“Este proyecto nos hizo sumarnos a distintas iniciativas, buscando la protección de distintas especies, por medio de la difusión de nuestras imágenes, nuestra fotografía es una herramienta para causar conciencia”.
El consejo
 “No dejar de practicar, salir, conocer y no rendirse”.

 

 

Editora de la revista de la comunidad Mexicana de fotógrafos de naturaleza.
El deseo de querer ver de cerca a las ballenas la llevó a unirse al grupo, a vivir la experiencia, a ser parte de la comunidad. Ahí, María Elena encontró personas apasionadas como ella, y hoy es la editora de Quetzali, la revista de este grupo de fotógrafos.
“Encontrar escenarios impresionantes y vivir experiencias única me acerco a este grupo, el cual en Quetzalli, muestra el fascinante trabajo de nuestros compañeros”.
El consejo
“Disfrutar, conocer, experimentar, animarse a aprender”.

 

 

Médico de profesión pero amante de la fotografía desde pequeño, Armando Ramos Flores, se ha aventurado a conocer la fauna y flora de nuestro país, para compartir sus imagenes y crear conciencia en los demás.
“Siempre me ha gustado explorar y tomar fotografías, hoy lo hago con un grupo que también ama lo que hace, estoy aprendiendo y conociendo más”.
El consejo
Si te gusta la fotografía no la dejes, siempre hay que pensar que la mejor foto es la que se tomará mañana.

 

 

 

Eric tiene 34 años y 15 han sido dedicados a la fotografía. El gusto no tardó en llegar, pero el encontrar nuevos lugares lo llevó a conocer aventuras, a moverse, a buscar nueva flora y fauna que retratar.
“La fotografía me mueve, y encontrar personas que tienen la misma pasión que uno por la naturaleza, es impresionante”.
El consejo
Nunca dejen de practicar, piensen sus fotos, esperen el día, el lugar exacto para que salga su imagen perfecta y sino sale, sigan intentándolo.

 

 

Encontrar un grupo de personas que adoran hacer lo mismo que tú, es como encontrar agua en el desierto. En Olivia fue el motivo para darse la oportunidad y entregar a la fotografía su pasión.
“Siempre me gustó la fotografía pero había un estereotipo: que un fotógrafo no podía tener una carrera, pero no es así, ahora me dedico a algo que me encanta, que disfruto”.
El consejo
Siempre hagan lo que aman, no se rindan y sigan tomando fotos.

 

 

El amor por los viajes, llevó a Gabriela a tomar fotografías de las personas que encontraba en sus viajes, tomarlos en su entorno, en un paisaje que le atraía. Tratando de estar más cerca de la naturaleza Gabriela se unió a un foro donde el objetivo principal es difundir, para apreciar y respetar la madre tierra, un espacio que la llena de paz
y energía.
“Lo único que hacemos nosotros es aportar un granito de arena con nuestras imágenes para que las personas conozca la diversidad de nuestro país”.
El consejo
Tomemos fotos, difundamos nuestro trabajo, preservemos nuestra naturaleza.

 

Antonio fue uno de los primeros en impulsar la comunidad mexicana de fotógrafos de la naturaleza, procurando los presupuestos, y demás detalles para que el proyecto creciera hasta la magnitud que ahora posee.
“Le dimos seriedad al proyecto y ha crecido, hemos realizado 22 campamentos hasta el momentos, ya somos más de 22 mil miembros”.
El consejo
Mucha gente está redescubriendo la fotografía, los invito a que vean su potencial, tomar fotografías es una terapia, un momento de encuentro.

 

La forma, la estética y los colores que la arquitectura le brinda, llevaron a Arely a abrir su panorama y mirar la fotografía, para plasmar un instante.
Gracias a estas inquietudes Arely conoció a un grupo que la llevó a su primer campamento de fotógrafos de la naturaleza bajo las estrellas de Cuatro Ciénegas.
“Disfrutar estas actividades son un oportunidad de vivir nuestro país, de conocernos, y respetar a través de la fotografía”.
El consejo
El corazón y el ojo del fotógrafo es muy importante, genera empatía. Comencemos a jugar con las imágenes y colores.

 

 

Vicepresidente de la comunidad Mexicana de fotógrafos de naturaleza.
A los 16 años, la fotografía se apoderó de los deseos de Eduardo Lugo Cabrera, el oficio lo llevó a encontrar una comunidad con personas con pasiones como la suya.
“Está comunidad es mucho, más allá de la fotografía también la amistad
nos une. En la comunidad encuentras personas que hacen lo que aman.
Personas de todos lados y de cada uno se aprende un poquito”.
El consejo
“Tenemos que seguir tomando fotos, hacer amigos”.

 

 

Acciones por nuestro país

La comunidad tiene un profundo respeto por la
flora y fauna de nuestro país, y ha apoyado
distintas acciones por la preservación y cuidado
de la tortuga marina, el tiburón blanco y la
guacamaya.

 

 

El dato
Más de 22 mil personas
forman parte de la
Comunidad Mexicana de
Fotógrafos de Naturaleza.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado