Widgets Magazine

¿Qué productos reemplazó el iPhone en una década?

El último objeto amenazado por el iPhone es la billetera, la que ahora puede ser sustituida por Apple Play, que permite comprar sin necesidad de tarjetas

A diez años de su lanzamiento, el iPhone ha sabido reemplazar a una serie de objetos que antes se concebían como indispensables.

Un poderoso computador que se puede llevar en un bolsillo se trasformó en el fin de los mapas de papel, las cámaras como unidades separadas de los celulares, grabadoras, relojes y reproductores de música, los que han debido reinventarse para sobrevivir o simplemente aceptar la derrota.

Atlas mundiales, guías, globos terráqueos y mapas de bolsillo de ciudades, estados y países fueron algunos de los primeros en volverse cosas del pasado luego de que diminutos mapas pudieran cargarse en celulares y GPS, dejando obsoletos los antiguos modelos de papel.

En el caso de las cámaras, el año pasado se vendieron 24 millones de unidades en todo el mundo, cifra que refleja la abrupta caída en las ventas, que superaban los cien millones de unidades antes de la llegada del iPhone.

Peor es el caso de las cosas que Apple mató con tan solo una aplicación. Este fue el destino de las grabadoras de voz, las consolas portátiles y los reproductores de música, todos elementos que antes se debían comprar por separado, pero que ahora están incluidos dentro de un simple teléfono.

Tan solo al colocar la hora en su pantalla de inicio, Apple convenció a algunas personas de dejar de lado sus relojes de muñeca. La amenaza de la compañía en contra del mercado de los relojes está aún comenzando, con el lanzamiento de sus propios dispositivos inteligentes, los que incluso crearon un nuevo mercado donde otras compañías tecnológicas han desarrollado sus propios modelos.

El último objeto amenazado por el iPhone es la billetera, la que ahora puede ser sustituida por el sistema Apple Play, que permite comprar con sus teléfonos en lugar de tarjetas.

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado