Widgets Magazine

El reto de los 30 días para redescubrirte

“Si no construyes tu propio camino, sólo seguirás el de alguien

más.”

 

Para crecer como personas, tenemos que estar dispuestos a mirar con honestidad cada área de nuestra vida. En ocasiones dejamos de mirarnos por falta de tiempo, circunstancias o por querer evadir ciertas cosas que nos generan dolor. Pero lo que es cierto, es que nada cambiará si no hacemos algo diferente.

Cada día representa una nueva oportunidad para mirarnos, reconocernos, abrazarnos, comprendernos. Hace unos días me encontré con esta frase que quisiera mirarla todos los días: “Deja de esperar y comienza a vivir. Deja de pensar tanto y toma acción. Deja de desear mejores cosas y comienza a apreciar lo que ya tienes en tu vida.” Y creo que resume el objetivo del reto al que quisiera invitarte, un reto de 30 días para redescubrirte. Te presento a continuación 30 indicaciones, cada día deberás implementar una diferente durante un mes, con la finalidad de vivir una nueva experiencia contigo, conocerte, y conectarte con tu propia esencia.

Busca una pequeña libreta de notas… esta servirá para que anotes tus luces.

¿Qué te reprochas? ¿Con qué aspecto de tu vida tienes pendiente reconciliarte?

¿Qué creencias arraigadas en este momento te hacen sentir incómodo con la persona que eres? ¿Con qué tienes que romper?

¿Cuáles son las relaciones que en este momento te cuestan? ¿Qué límites necesitas definir?

¿Estás cómodo con tu edad? ¿Qué te cuesta aceptar de ti o de esta etapa? Siéntate 5 minutos frente al espejo y haz contacto. ¿Qué ves?

¿Cómo es la relación actual con tu madre?

¿Cómo es la relación actual con tu padre?

Realiza alguna actividad que disfrutabas hacer de niño. (Saltar un charco, comprar un helado, andar en bici, ver alguna película que adorabas de niño) ¿Qué es lo que más te ha maravillado de tu vida?

¿En qué momentos de tu vida, has percibido o palpado un milagro? ¿Qué deseas encontrar en este reto? ¿A quién o qué toleras que ya no deseas en tu vida?

Limpia tu espacio personal. (Cartas, fotos, recuerdos. Reconoce, agradece, recuerda, y desecha lo que tengas o a quién sientas que deseas desechar.) Escribe el nombra de la persona que más admiras y porqué. Subraya las virtudes que tú tienes y las que quisieras aprenderle.

Escribe una carta de agradecimiento a quién te nazca.

¿Qué situación te hace enojar o hace

que salga lo peor de ti?

¿Qué causa social te sensibiliza y te duele, de qué manera podrías colaborar?

Reconoce la peor cosa que haz hecho. Y déjala ir.

Reconoce la mejor cosa que haz hecho. Y recuerda cada minuto de ella. De las personas con las que te sueles rodear durante la semana, tu círculo social, familiar, laboral, ¿Cómo te hacen sentir en tu relación contigo?

Identifica la prueba más dolorosa de tu vida y en lo que te hizo crecer. ¿Qué sacrificios tuyos hoy puedes reconocer que han dado fruto?

Detente frente al espejo y mírate de cuerpo completo. Repite: Perdóname, te amo, te acepto, te tomo, te abrazo. Eres hermoso y así te tomo.

¿Qué actividad te genera curiosidad de aprender?

Enlista 25 cosas que te hacen sonreír. Realiza una oración por alguna persona que quieras y que esté sufriendo. Recuerda que orar por alguien es el mayor regalo que puedes darle.

¿Cuál es el momento de tu vida que más te hace sentir feliz?

En tu relación de pareja, ¿Qué detalle le enloquecerá de emoción? Si es que no tienes pareja, ¿Cómo estás en ese tema? ¿Qué hay en ti con eso? ¿Qué tan abierto estás a trabajar el tema en terapia?

¿En qué te consideras talentoso? Menciona 5 virtudes o dones.

Regálate algo, no tiene que ser muy caro, pero que nutra tu alma, tu espíritu, tu intelecto, tu corazón. Un libro, un masaje, una experiencia…

Tan difícil que nos parece reconectarnos con quién somos, regresar a nuestra infancia, darnos tiempo para recordar, reflexionar, reconocer. Cada uno de estos días es un objetivo para mirarte, abrazar tu niño interior, perdonar y soltar lo que has ido cargando, reconocer y enamorarte de nuevo de la persona maravillosa que eres. Comprométete a estar contigo estos 30 días, te prometo mirarás en ti a una persona mucho más libre, completa y en paz. ¡Te acompaño en la oración y en mis pensamientos!

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado