Widgets Magazine

Shailene Woodley

LA NUEVA INCURSIÓN CINEMATOGRÁFICA DE SHAILENE WOODLEY

 

Entre ‘Divergent’ y ‘The Fault In Our Stars’. Shailene Woodley, la chica que ha sobrevivido al drama y el romanticismo cinematográfico.

 

Por Fabián Waintal

 

A Shailene Woodley no le gustan las comparaciones con Jennifer Lawrence. Pero es imposible evitarlo,

cuando después de haber pasado por la misma prueba de audición de ‘Juegos del Hambre’, ella terminó protagonizando una serie parecida con ‘Divergent’. Incluso ahora, protagoniza la película ‘Adrift’ con el

mismo Sam Calfl in que antes protagonizó ‘Juegos del Hambre’. Y habiendo compartido cortes de pelo similares, Jennifer ahora también es rubia, pero Shailene es la que se ve diferente, con un tono mucho más

oscuro, cuando llega a nuestra entrevista, al Hotel Ritz Carlton de Marina del Rey.

 

– ¡Cambiaste tu color de pelo!

– ¡Sí!

 

– ¿Es por algún role en particular?

– Sí, sí, para la nueva temporada de ‘Big Little Lies’

 

– ¿Qué nos puedes contar entonces? ¿Cómo sigue la historia después de haber recibido una nominación al Globo de Oro, con una miniserie que terminó ganando casi todos los premios?

– No puedo decir nada. ¿Te imaginas el problema en que me meterías si llego a decir algo? Estamos en pleno rodaje.

 

– ¿Al menos, podemos saber si es divertido volver a fi lmar con Reese Witherspoon y Nicole Kidman? Algo diferente tiene que haber…

– Sí, es muy divertido. Incluso trabajar con los niños es maravilloso porque crecieron un poco. Ya tienen dos años más y hoy son completamente diferentes. Ellos creen que ya son adultos (risas).

 

– Justamente, para la ceremonia del Globo de Oro por ‘Little Lies’, Reese Witherspoon había sido quien impulsó el movimiento Time’s Up como una forma de extender la revolución femenina después de las acusaciones de acoso sexual en Hollywood ¿En tu caso alguna vez sufriste algún tipo de acoso sexual?

– No sé si sea el momento ni el lugar adecuado para tocar este tema, pero puedo decir que es hermoso cuando los hombres se reúnen con las mujeres para entablar cierta conversación sobre tantos temas que durante tanto tiempo la gente sintió que no debía ni siquiera comentar en privado.

En la ceremonia del Globo de Oro, Shailene Woodley y Reese Witherspoon fueron las únicas que no ganaron aquel premio por ‘Little Lies’, solo porque competían en la misma categoría con las verdaderas ganadoras, con quién habían trabajado en la misma serie. Por ejemplo, Nicole Kidman le ganó a Reese en la categoría como ‘Mejor Actriz Protagónica en una Miniserie’ y Shailene perdió frente Laura Dern como ‘Mejor Actriz Secundaria’. Pero ‘Little Lies’ terminó ganando también el premio como ‘Mejor Miniserie o Película de Televisión’, además del Globo de Oro al Mejor Actor de Reparto que le entregaron a Alexander Skarsgard. Casualmente, fue en una ceremonia donde surgió la fama de Shailene, cuando fue nominada a otro Globo de Oro, en el 2012, por su personaje como la hija de George Clooney en ‘The Descendants’. Aquel mismo año también recibió en medio del Festival de Cannes el Premio Chopard como Revelación Femenina. Recién después comenzaron las comparaciones con Jennifer Lawrence, cuando ella también participó en las mismas pruebas de audición de ‘Juegos del Hambre’, para terminar protagonizando otra serie de películas similares con su personaje de Tris en ‘Divergent’, ‘Insurgent’ y ‘Allegiant’. Pero nunca dejó las historias dramáticas, como el romanticismo en ‘The Fault In Our Stars’, donde también ganó el Premio MTV al Mejor Beso y Mejor Actuación Femenina. Después la vimos con Joseph Gordon Levitt y la dirección de Oliver Stone en la verdadera historia de Edward ‘Snowden’ que pusieron al descubierto las técnicas de vigilancia ilegal del gobierno estadounidense. Y en cierta forma, ahora combina la acción de ‘Divergent’, con el romanticismo de ‘The Fault In Out Stars’ y el realismo de ‘Snowden’ además de un verdadero ‘Juego del Hambre’, en la nueva película ‘Adrift’ sobre la auténtica historia de una mujer que sobrevivió 40 días al naufragio con un velero, en medio del mar, después de haber salido de viaje con su pareja (que en la ficción interpreta el mismo actor de ‘Juegos del Hambre’, Sam Claflin). Y cuando el cine pudo haber imaginado una aventura romántica de película, sobre un maravilloso viaje de 4.000 millas desde Tahiti hasta San Diego, la realidad de un huracán convirtió la misma idea en una verdadera pesadilla que ahora protagoniza Shailene Woodley.

En la película ‘Adrift’ hay un momento donde muestran que la verdadera Tami Oldham estuvo a punto de renunciar a todo ¿En tu caso, alguna vez llegaste a sentir lo mismo?

– Supongo que todos lo hemos experimentado. Quiero decir… ¿No fuimos adolescentes alguna vez? (vuelve a reír)

– ¿Pero viviste algún momento en particular de tu vida que te llevó a seguir adelante?

– Sí. Yo siento que todos los días tengo una nueva oportunidad o al menos un desafío de conseguir cierta oportunidad para crecer. No podría decirte ningún momento específico porque sería algo muy personal pero es algo con lo que me identifico por completo. Creo que todos nos podemos identificar con haber vivido cierto sentimiento de querer renunciar a todo y la habilidad de confiar en algo que al final te permite seguir adelante, cuando crees que no cuentas con suficiente energía como para poder lograrlo físicamente.

 

– ¿Sabias navegar antes de filmar la película ‘Adrift’?

– Había viajado en barco antes, pero no sabía nada de nada sobre como navegar con un velero.

 

“Es hermosocuando loshombres sereúnen conlas mujeres para entablar cierta conversación sobre tantos temas que durante tanto tiempo la gente sintió que no debía ni siquiera comentar en privado.”

 

– ¿Y aprendiste con el rodaje?

– Aprendimos bastante a navegar. Y pienso que también era importante. Sólo espero que cuando los verdaderos marinos vean esta película piensen que yo sé realmente navegar. No sé si será así pero al menos fue lo que yo quise lograr durante el rodaje. Pasamos muchas horas en el mar aprendiendo como atar diferentes sogas, aprendiendo tanto el lenguaje complicado de los nudos. La navegación requiere mucho más del cerebro que del físico y usan un diccionario de palabras completamente diferente.

 

– ¿Qué tan romántico es navegar?

– Se ve muy romántico pero… Navegar es algo muy difícil.

 

– ¿Y la playa y el mar no eran para nada romántico o hacía demasiado frío como para pensar en el tema, cuando tuviste que filmar la mayor parte de las escenas, mojada por las olas del mar?

– Ni siquiera hacía calor cuando estábamos filmando en medio del invierno en Nueva Zelandia, con agua congelada sobre nosotros. Esos días sufrimos el frío. Pero por suerte filmamos la mayor parte de la película en las Islas Fiji debajo del sol caliente, todos los días. Y hasta el agua era bastante calentita. Es cierto que resultó todo un desafío el rodaje, pero cuando ves el amanecer y el atardecer desde el océano todos los días, es difícil quejarse de nada. Y es muy fácil apreciar y agradecer la experiencia única que vivimos con un grupo de gente increíble. Porque el rodaje de esta película solo fue posible por el equipo de filmación que tuvimos. Jamás hubiéramos podido lograrlo sin ellos.

 

– ¿Por qué?

– Hubo quienes siguieron trabajando aunque estaban mareados por el mar y eligieron el buen humor en vez de quejarse o sentirse víctimas. Y fue lo que completó la buena experiencia para todos.

 

– ¿Qué fue lo peor?

– Hubo veces para todos en que alguno estuvo demasiado cansado o se quemaba demasiado al sol, vivimos momentos incómodos pero mantuvimos cierto pacto sin firmar, donde nos recordamos entre nosotros que estábamos fi lmando una película sobre una historia real con gente que realmente sufrió

mientras nosotros volvíamos al final del día a nuestros hoteles y nos traían algo para comer… aunque no nos gustará la comida (riendo) algo de comida teníamos.

 

– ¿Te consideras una persona tan aventurera como la verdadera Tami Oldham?

– Puedo asegurarte que filmar ‘Adrift’ defi nitivamente fue la aventura más grande que tuve en mi vida. Todos los días de rodaje se sentía como una aventura.

 

– ¿En qué te identifi cas más con Tami Oldham?

– Te diría que puedo identifi carme con la naturaleza vagabunda y el deseo por sumergirme en el mundo con culturas diferentes para entender las culturas con una perspectiva local en vez de verlo todo por arriba, en una forma superficial.

SHAILENE WOODLEY Es una actriz estadounidense, hija de Loonei Woodley, director de colegio, y Lori Victor, consejera escolar. Tiene un hermano menor llamado Tanner.

– ¿La mejor lección que te dejó el rodaje?

– El arte de navegar me enseñó bastante a darme cuenta que no suelo prestarle atención a los elementos más simples de la vida. Puede sonar simple decirlo pero para navegar se necesita saber cuándo hay viento y en qué dirección viene. Y desde afuera es algo que no todos podemos reconocer. Es algo que te fuerza a mantener un contacto constante con la naturaleza, el viento, las corrientes. Y es un lenguaje con el que me encantaría conectarme mucho más.

 

– ¿Al fi lmar en el medio del océano, no le tuviste miedo a los verdaderos tiburones?

– Tenía una lanza (Risas). Tuvimos un equipo de dobles increíble que tomaron todas las precauciones necesarias no solo para nosotros sino también para el resto del equipo de fi lmación. Al fi nal del día, no lo podíamos evitar: estábamos fi lmando en el océano. No importaba lo profesional que fuera ni lo bueno que pudiéramos ser en nuestro trabajo, estábamos a mar abierto y había elementos que no se podían adivinar como el cambio drástico en el clima que cambiaba de golpe… Creo que todos aprendimos bastante rápido que teníamos que confiar mucho entre nosotros y tomamos muy en serio la palabra “precaución”. Si había alguna amenaza de seguridad, no se la cuestionaba y todos prestamos mucha atención en ese sentido.

 

– ¿Qué hay de real y fi cción en la película? La persona que interpreta Sam Clafl in en la realidad se había caído del velero y ella se quedó sola 41 días. Pero en el cine, él sigue y casi sobre el fi nal ya no está más, sin mostrar como es que se fue…

  • Nuestra película está basada en el libro que escribió Tami, en el mismo formato donde el pasado y el presente está muy entremezclado. Y la voz también es como si se escuchara todo el tiempo en el libro. No agregamos demasiado tampoco. Ya estaba todo escrito en el guion que honra también la forma en que Tami escribió su libro.

 

“Siento que todos los días tengo una nueva oportunidad o al menos un desafío de conseguir cierta oportunidad para crecer. No podría decirte ningún momento específico porque sería algo muy personal.”

 

– ¿Hablaste con la verdadera Tami? ¿Ella estuvo también con ustedes durante el rodaje?

– Ella estuvo en la parte de el rodaje cuando fi lmamos en las Islas Fiji. Pero yo la vi solamente un par de veces. Una vez fuimos todos a comer juntos, pero yo también había hablado con ella por Skype, unos meses antes y ya me sentía cómoda a su lado. Conocerla en persona me transportó a un nivel diferente porque me di cuenta que tenía todo para honrar al ser humano, con su historia. Ella me había dado toda su confianza y sentí que tenía que devolverle el mismo gesto, con la mayor reverencia y respeto. También fue increíble ver cómo reaccionó cuando conoció a Sam Calflin porque dijo que se veía igual a su pareja, que sonaba como él y hasta tenían los mismos gestos.

 

– ¿En tu caso crees que podrías sobrevivir una situación como sobrevivió ella?

– No, defi nitivamente no. La clave para sobrevivir algo así, la forma de pensar… No tengo la menor idea (risas). ¿Quién sabe cómo reaccionaría en una situación parecida? Pero te puedo asegurar que yo jamás podría sobrevivir en el mar de la forma en que ella lo logró, porque yo no sé cómo usar el sexto sentido. Además, nuestras vidas dependen demasiado de la tecnología y no aprovechamos las herramientas que solían usar los antiguos marinos, los hombres de mar. Cuándo ella sufrió semejante accidente en medio del mar, de la forma que pasó, dejaron de funcionar todos los electrónicos. Con la fuerza mental y perseverancia que tenía, si ella no hubiese sabido utilizar los elementos esenciales como la puesta del sol o las estrellas del horizonte, jamás hubiera sobrevivido.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado