Widgets Magazine

Siéntete como una reina

Durante las próximas vacaciones tú puedes hacer tus sueños realidad y sentirte como una verdadera reina. ¿De qué manera? Pues visitando los castillos que han inspirado cuentos de hadas y fueron habitados por reyes y mandatarios. Un viaje de ensueño con espectaculares paisajes…

Los castillos son estructuras que nunca podrán pasar desapercibidas, sea por su monumentalidad, de construcción intrépida y la atmósfera que provocan. Casi siempre están instalados en puntos desde donde se observan paisajes espectaculares, en la cima de una montaña o ante un cuerpo de agua. ¿Quieres unas vacaciones diferentes? Programa un viaje por algunos castillos que podrían catalogarse como notables por sus particularidades, que en la mayoría de los casos, han inspirado a obras de la literatura, obras de arte, películas y mitos memorables.

Castillo de Chapultepec, México

Es el castillo de América del Norte donde se han alojado reyes. Fue el hogar del emperador Maximiliano durante el Segundo Imperio de México. Se sitúa en la ciudad de México, lugar que en su momento fue espacio sagrado para los Aztecas. Chapultepec quiere decir en idioma náhuatl ‘en el cerro del chapulín’. Su construcción data del Siglo XVIII.

Castillo de Neuschwanstein, Alemania

Ningún lugar simboliza los extremos del ideal romántico como este fabuloso castillo localizado en las colinas cerca de la frontera de Alemania con Austria. Idea original de Luis II de Baviera. Dicen que ha sido la inspiración de Disney al conceptualizar el castillo del cuento de La Bella Durmiente.

Castillo Eilean Donan, Escocia

Se levanta en una isla en las Highlands escocesas. Sus canales sirvieron de conductos para el tránsito de embarcaciones. Se utilizó en el siglo XIII como estructura de defensa contra merodeadores vikingos. El Eilean Donan Castle ha sido asociado durante siglos al clan MacRae.

Predjama, Eslovenia

El Predjama fue construido en la boca de la Cueva de Postojna, a 100 kilómetros al este de Venecia, Italia. Es la composición natural perfecta para la defensa. Su historia se remonta a por lo menos el siglo XIII, y al momento es una visita turística icónica por esta parte del mundo.

Castillo de Windsor, Inglaterra

Se encuentra al oeste de Londres. Es una de las residencias oficiales de la reina Isabel II, por lo que lo convierte en el castillo habitado más antiguo del mundo. Su historia se remonta a Guillermo el Conquistador. En sus casi mil años de historia el Windsor se ha expandido a un área que abarca los 145 mil metros cuadrados.

Palacio da Pena, Portugal

Con sus muros exteriores multicolores y su estética ecléctica, el Palacio da Pena de Portugal parece un pastel con glaseado de colores. El castillo es romántico, parece sacado de un cuento de hadas y fue construido en una colina escarpada cerca de Lisboa en la primera mitad del Siglo XIX. Es un monumento nacional de Portugal y se utiliza para eventos del Estado.

Castillo de Praga, República Checa

Se le considera el castillo más grande del mundo. Domina el panorama de Praga desde una colina con vistas al río Moldavia. Tiene una superficie de cerca de 225 mil metros cuadrados. Fue fundado en 880, y alberga las joyas de la corona y las reliquias de los reyes de Bohemia quienes gobernaron desde esta instalación durante siglos.

Castillo de Bled, Eslovenia

¡Cuidado con los escalones aquí! El Castillo de Bled está dramáticamente encaramado en un acantilado de 415 metros de altura que se cierne sobre el Lago Bled, en el noroeste de Eslovenia. Figura en los anales de la historia, por primera vez, en documentos del Siglo XI y se le llamó ‘Castillo sobre el acantilado’.

Castillo de Burghausen, Alemania

Se cree es el castillo más largo de Europa, con sus cerca de mil metros de largo. Se fundó en el siglo XI y ha visto mucha acción militar en los últimos años. Está situado a unos 60 kilómetros al este de Munich y todavía cuenta con la mayoría de sus espacios o fortificaciones medievales.

Ciudadela de Alepo, Siria

Su historia se remonta a la época helenística de hace más de 2 mil años, tal vez mucho antes. Los asirios construyeron un templo en él y el profeta bíblico Abraham, se dice, caminó por este lugar.

Castillo de Malbork, Polonia

El castillo fue fundado por la Orden Teutónica en 1274 y fue ampliado varias veces en los últimos años al acomodar el número creciente de los Caballeros Teutónicos, de los cuales hasta 3 mil pueden haber vivido aquí en el apogeo de este castillo, considerado uno de los mejores ejemplos de los castillos góticos construidos en ladrillos.

Castillo de Himeji, Japón

Es uno de los más bellos castillos ubicado a unos 70 kilómetros al oeste de Kioto. Data del siglo XIV. Se le conoce también como el ‘Castillo de la Garza Blanca’ por su exterior pintado de blanco. Es el castillo más grande y más visitado de Japón. Es también uno de los mejor conservados, siendo uno de los pocos castillos japoneses para sobrevivir casi intacto hasta nuestros días.

Castillo de Bamburgh, Inglaterra

Este castillo data del Siglo VI y fue construido por los normandos en el siglo XI. Los arqueólogos conducen excavaciones regulares aquí para aprender más sobre la historia antigua Bamburgh.

Castillo de Orava, Eslovaquia

Si vas a este castillo ten cuidado al mirar hacia abajo. Construido en el Siglo XIII parece el nido de un águila instalado en una formación rocosa de 367 metros de altura, sobre un poblado que baña el Río Orava. Es uno de los más hermosos en Eslovaquia.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado