Widgets Magazine

Tardes de verano

Fascinante relacionar el verano con amigos, familia

 

Alegría y diversión.

Aún con las temperaturas elevadas, es una de las estaciones más esperadas del año en donde se viven gran número de emociones, buenos momentos y muchas lecciones.

Como bien sabemos, en el verano los días son más largos y las noches más cortas, y con esto tenemos más horas para realizar actividades tan propias de la época de calor.

 

Las despedidas

Preparamos con entusiasmo nuestra graduación, el viaje de estudios, la culminación de una etapa clave en la vida y los sentimientos de apoderan de nosotros, cuesta dejar la rutina y el lugar donde nos sentimos cómodos.

Decir adiós es más difícil cuando somos parte de un grupo muy unido de amigos donde cada uno tomará un camino distinto.

Sí, en el varano aprendimos que crecer, madurar y dejar atrás duele, y que muchas cosas pasan, menos las grandes amistades que permanecen por siempre.

 

Enamorarse

Así como Danny Zuko y Sandy Olsson se conocen y se enamoran en verano, en la película “Vaselina”, así nos sucede a muchos y que mejor que disfrutar del amor bajo el sol, la arena y el mar.

Aunque la mayoría de las veces es fugaz, este amor está lleno de magia, romanticismo e intensidad y se goza tanto que se queda en nuestra memoria por siempre.

Estudiar

Ponernos las pilas y encontrar una beca en una de las universidades más prestigiadas de Europa sin duda es un plan perfecto para pasar un verano inolvidable. Arreglárnosla para sacar buenas calificaciones, visitar la Torre Eiffel, hacer amigos de diferentes partes del mundo, y conocer otras culturas parece un poco complicado pero cuando te propones y fijas muy bien tus objetivos todo fluye de la mejor manera.

 

Visitar a los abuelos.

A simple vista pareciera un plan aburrido pero el sentirnos tan queridos y consentidos una de las mejores sensaciones que podemos experimentar. Nada como escuchar las historias, sus consejos y tener comida rica y calientita a cualquier hora del día. Al disfrutarlos en largas temporadas podemos darnos cuenta de lo afortunados que somos por tenerlos en nuestras vidas.

 

Quedarse en la ciudad.

No pasa nada si nos quedamos a descansar en casa, así aprovechamos para ordenar nuestras cosas, inscribirnos en alguna actividad que nos guste u organizar pequeños viajes cerca de la ciudad con familiares y amigos. La mayoría de las veces los planes espontáneos tienen mejores resultados.

Las historias de verano nos sorprenden de muchas formas, así que estoy segura que este es el inicio de una gran estación.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado