Widgets Magazine

Tom Cruise el actor que hace posible lo imposible

Tom Cruise se convirtió en el primer actor en recibir el máximo trofeo organizada de la Asociación de Pioneros del Cine Will Rogers

 

Por: fabián Waintal

 

Apostando por la misión imposible de cruzarnos con Tom Cruise, viajamos especialmente hasta Las Vegas donde él también recibió el más alto premio de Pionero del Año que le entregó la Asociación del Cine Will Rogers, apenas un día antes de exponer en Cinemacon, el mejor adelanto de su próxima Mission Impossible Fallout.

 

– ¿Qué fue lo primero que se te cruzó por la cabeza al recibir el premio como Pionero del Año?

– Cuando subí al escenario miré por encima de las mesas y vi muchísima gente que había trabajado conmigo por años. Y fue un honor estar con ellos, en un momento así. El premio es realmente increíble, si piensas por un momento, vengo haciendo lo mío desde hace cuarenta años.

 

– ¿Se siente el paso del tiempo?

– En la ceremonia me encontré con gente que estudia cine en la Universidad de California y me preguntaron que se siente hacer cine durante tanto tiempo y realmente no supe contestar.

 

– ¿El mejor recuerdo del comienzo al menos?

– Me acuerdo cuando fi lmé la película ‘Taps’ con un personaje que en un principio era diminuto y terminaron agrandándolo, para mi. Ya en ese entonces yo pensaba “Si pudiera dedicarme a este mismo trabajo el resto de mi vida…”. Y aquí me ves, casi 40 años después, recibiendo un premio como Pionero del Cine.

 

– ¿A quién le agradeces semejante premio?

– Cuando mira atrás mis trabajos y el tiempo que viví, realmente estoy agradecido que el público me haya permitido seguir entreteniéndolos, más allá de agradecer a los estudios de cine por apoyarme y creer en mí, además de haber aprendido con tantos directores y actores con los que trabajé. Es verdad que hace tiempo que trabajo en este mundo, pero me sigo considerando un estudiante porque sigo aprendiendo y no dejo de querer mirar en el futuro, para seguir filmando muchas más cine todavía.

 

“Me acuerdo cuando filmé la película ‘Taps’ con un personaje que en un principio era diminuto y terminaron agrandándolo, para mi”.

 

– ¿Las mejores lecciones que aprendiste con el cine?

– Con el cine aprendí sobre el mundo, me hizo soñar. Yo crecí haciendo cine. Siempre fue mi vida, mi escape. Desde los cuatro años me acuerdo que yo quería hacer cine. De verdad, no te miento, me acuerdo que me habían mandado a mi dormitorio por alguna locura que habré hecho… creo que salté del techo a la calle, alguna locura así y me mandaron a dormir, a mi dormitorio como castigo. Ya en ese entonces quería hacer cine, en la misma época en donde hacía de todo solo para hacer reír a mis hermanas.

 

– ¿Lo que más te gusta del cine?

– Mi aprecio por el mundo del cine pasa por el poder que genera, porque no solo puede entretener, también puede inspirarnos a ayudar a otros. Supongo que es evidente como amo el cine y es un orgullo ser parte de ese negocio, de esta familia. Y digo que es una familia, porque por ahí pasa la generosidad de la Asociación de Pioneros del Cine Will Rogers que se encarga de cuidar a quienes necesitan ayuda dentro de la industria del cine, cuando la necesitan.

 

El salón Octavius del Hotel Caesar Palace estaba repleto en una cena a beneficio, especialmente organizada por la Asociación de Pioneros del Cine Will Rogers que incluso recaudó el record de $1.600.000, mientras Tom Cruise ocupaba la mesa principal, frente al escenario. Tampoco había venido solo. En su mesa, estaba nada menos que Superman, Henry Cavill y Simon Pegg, sus nuevos compañeros de la película ‘Misión Imposible’. Pero en video también mostraron los mensajes de los mejores amigos como el de Dakota Fanning diciendo “Felicitaciones Tom, porque te mereces este premio como nadie” igual que Alec Baldwin asegurando “No se me ocurre nadie más que él para recibir un premio en el mundo del cine”, además de Henry Cavill felicitándolo por el premio “por haber conquistado mi corazón y el del público de muchas generaciones”.

Desde 1939, la Fundación de Pioneros del Cine que le entregó el premio, también se encarga de ayudar a quienes necesitan ayuda financiera dentro de la industria del cine, desde un corto período de recuperación o asistencia hasta el largo plazo para algunos jubilados, incluyendo rehabilitación médica. Y habiendo entregado el premio Pionero del Año, desde el año 1947 a ejecutivos como Jeffrey Katzenberg o Jack Valenti y Cecil B. Demille, por su parte, Tom Cruise se convertió en el primer actor en recibir el máximo trofeo. Después de todo, solo él, como nadie logra que literalmente cada una de sus nuevas películas resulte ‘posible’ una verdadera ‘Misión Imposible›.

 

– ¿Entre todas las películas de ‘Misión Imposible›, cuál recuerdas con más cariño?

– La primera, porque era la primera vez que yo también producía cine. Me acuerdo que fui a los estudios

Paramount, en la época en que la gente insistía en que yo tenía que producir o dirigir. Pero en un principio dudaron sobre la idea de mostrar en cine una serie de televisión y tuve que convencerlos que quería convertir una historia sobre la Guerra Fría en una película que pudiera traducir la mejor acción.

 

– ¿La acción y la adrenalina es algo que también experimentas en la vida real, volando aviones de verdad o corriendo en tu moto y saliendo a escalar montañas con tus hijos?

– Como actor, yo siempre quise aprovechar todo lo que yo también sé en la vida real. Si te fijas en mis trabajos, desde Taps o Risky Business, lo físico siempre fue importante.

 

– Este año se cumplen justo 35 años de la película ‘Risky Business’, por ejemplo ¿Cómo recuerdas aquella época de tus comienzos?

– ¿Te cuento sobre la escena donde me deslizaba por el suelo? Yo fui el que decidió quitarse los pantalones y el suelo estaba tan resbaladizo que me pareció divertido hacerlo. Así que pedí un spray y lo tiré justo en la mitad, para saber que al resbalar, iba a quedar en la mitad de la puerta, tal cual como se ve en el cine. Siempre trato de buscar algo nuevo, todo el tiempo, como cuando aprendí a volar aviones o helicópteros, me gusta salir en cine corriendo con motocicletas y autos, porque es algo que también me gusta hacer en mi vida personal. Me gusta ir a escalar, la acción de verdad es parte de mi vida.

 


“Como actor, yo siempre quise aprovechar todo lo que yo también sé en la vida real… aprendí a volar aviones o helicópteros, me 
gusta salir en cine corriendo con motocicletas y autos, porque es algo que también me gusta hacer en mi vida personal.”

 

– ¿Después de filmar tantas películas con el rol de Ethan Hunt en ‘Misión Imposible’, te pareces a Ethan Hunt también en la realidad?

– La verdad, me siento como Tom, pero es maravilloso tener la oportunidad de interpretar a Ethan para filmar las escenas de acción más extremas que él siempre hace. Pero te aseguro que él es mucho más inteligente (Risas).

 

– ¿Es cierto que te quebraste el tobillo en la escena donde saltas un edificio que incluso se ve perfecto en la publicidad de la nueva película?

– Sí, fue tremendo, todo por dejar mi pie un segundo de más. Me di cuenta al instante que me lo había quebrado, pero igual tuve que seguir para cruzar la cámara porque yo también sabía que no iba a poder filmar la escena, otra vez.

 

– ¿En algún momento pensaste que se había terminado el rodaje por completo y que filmar la nueva versión de ‘Misión Imposible’ se iba a tornar realmente imposible?

– Definitivamente me preocupó. Estaba preocupado. Y por eso después trabajé muy duro con la rehabilitación, diez horas por día, siete días de la semana. Tuve que recuperarme rápido, diez horas por día, siete días a la semana porque quería volver al estudio seis meses después, sabiendo que iba a tener que correr por lo menos doce semanas después. Los doctores decían que no iba a poder correr por nueve meses. Por eso pensé en la mejor forma de recuperarme lo más pronto posible.

 

– ¿Y la otra escena del helicóptero que se cae, sin ningún doble? ¿Qué pensaste en ese preciso momento?

– “¡No te mueras! Por favor, no cometas ningún error.” Pero también pensé en la actuación. Se ve la actuación, pero por dentro es todo muy técnico, muy riesgoso, pero técnico.

 

– ¿Esa fue la escena más difícil de filmar?

– No (riendo). Peor fue la escena donde caigo en paracaídas. Nos llevó un año y medio diseñarla. Al principio incluso fi lmamos una secuencia animada para saber lo que íbamos a hacer, para decidir lo que podíamos conseguir físicamente, sin matar a nadie (Risas).

 

– ¿De nuevo sin ningún doble?

– Tal cual. Primero construimos el túnel de viento más grande del mundo, para filmarme en una caída libre y en el cine se ve una hermosa filmación de paracaidistas atletas con una increíble fotografía. Pero la filmamos saltando de un avión al vacío. Como la habíamos diseñado al atardecer, apenas teníamos tres minutos de luz para filmarlo, coordinando con las cámaras. Si saltaba demasiado temprano me quedaba lejos y si la cámara saltaba tarde, iba a quedar oscuro. No había más de un minuto de tolerancia y la cámara tenía que estar a tres pulgadas para que no saliera fuera de foco, saltando de un avión que vuela a 200 millas por hora a 25.000 pies de altura, con saltos de 130 millas por hora. Pero al no tener dobles, hubo que diseñar un casco con vidrio, para mostrar que era yo.

 

– ¿Qué pasa exactamente en la historia?

– Al final de la escena se ve como si Henry Cavill sintiera que yo me quiero deshacer de él, porque le digo que no lo quiero en nuestra misión. Y al decirle que tienen que buscar un nuevo plan, en vez de discutir, Henry me desconecta el oxígeno y mostramos como trato de reconectarme el oxígeno antes de saltar del avión.

 

“La escena del paracaídas, nos llevó un año y medio diseñarla apenas teníamos tres minutos de luz para filmarlo… Había un minuto de tolerancia y la cámara tenía que estar a tres pulgadas para que no saliera fuera de foco.

 

– ¿Y no tuvieron ningún problema?

– El problema fue que en el salto descubrimos que la cámara solamente podía estar en la cabeza del camarógrafo sin saber bien lo que estaba filmando. Tuvimos que ensayarlo todo muchísimas veces para tener un poco el sentido de lo que podíamos lograr. Obviamente hubo quienes dijeron que no íbamos a poder lograrlo en una sola toma. Y lo logramos, mostrando como yo salgo persiguiendo a Henry Cavill por el aire, pero justo antes de poder atraparlo, en la historia nos cae un rayo y empiezo a caer inconsciente. Y cuando recupero el sentido ya estoy separado de Henry, no lo puedo encontrar y cuando fi nalmente lo veo noto que del casco de él sale una manguera y él está perdiendo el oxígeno y tengo que revivirlo mientras caemos en el aire. Me habían dicho que iba a ser imposible físicamente hacerlo, porque teníamos tres minutos de luz pero yo apenas tenía dos minutos antes de abrir el paracaídas. Saltamos 106 veces al aire, en paracaídas, pero lo logramos.

 

– ¿Al ser también el productor de ‘Misión Imposible’ te imaginas del otro lado de la cámara, dejando que algún día otro actoe ocupe tu lugar en la pantalla de cine?

– No lo sé… Sería algo que tendría que pensar el día de mañana, porque hoy por hoy, voy a seguir filmándolas yo. No estoy listo para jubilarme.

 

– ¿Quiere decir que va a ver muchas más ‘Misión Imposible’ después de esta?

– Si a la gente les gusta, yo pienso seguir.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado